International Shipping 

Picture of Gillermo Quintana

Gillermo Quintana

¿Un examen visual regularmente?

¿Porqué es tan importante?

El examen visual es una evaluación completa de la salud ocular que se lleva a cabo con el fin de detectar cualquier problema visual y corregirlo de manera oportuna. A pesar de ser fundamental para nuestra salud visual, muchas personas suelen postergar su examen visual hasta que notan algún problema, lo cual puede ser peligroso para su salud ocular. En este artículo, te explicaremos por qué es importante realizarse un examen visual regularmente.

Detecta problemas visuales temprano

El examen visual es una de las mejores maneras de detectar problemas oculares temprano, incluso antes de que aparezcan los síntomas. Algunos problemas oculares, como el glaucoma y la degeneración macular, pueden no presentar síntomas durante las primeras etapas, por lo que solo un examen visual puede detectarlos a tiempo. En general, la detección temprana de cualquier problema ocular aumenta las posibilidades de tratamiento exitoso y reduce el riesgo de complicaciones a largo plazo.

Previene la pérdida de visión

Al detectar problemas visuales temprano, se pueden prevenir problemas graves de visión. Si se posterga un examen visual, puede ser demasiado tarde para prevenir la pérdida de visión. La pérdida de visión puede afectar significativamente la calidad de vida y dificultar las tareas cotidianas. Por lo tanto, es importante realizar un examen visual regularmente para prevenir la pérdida de visión.

Mantiene la calidad de vida

La buena salud ocular es esencial para mantener una buena calidad de vida. La pérdida de visión puede afectar negativamente las actividades cotidianas, como leer, conducir o incluso trabajar. Realizarse un examen visual regularmente puede ayudar a mantener la buena salud ocular, asegurando que se puedan realizar las actividades cotidianas con comodidad y seguridad.

Corrige problemas visuales

Si se detectan problemas visuales durante el examen, se pueden corregir con la prescripción de anteojos, lentes de contacto u otros tratamientos. Las correcciones visuales adecuadas no solo mejoran la visión, sino que también pueden prevenir la fatiga ocular y reducir el estrés visual.

En resumen, realizar un examen visual regularmente es fundamental para mantener una buena salud ocular y prevenir problemas de visión. Si aún no te has realizado un examen visual, no esperes más y agenda una cita con tu especialista en Óptica Samot hoy mismo. Recuerda, la detección temprana y la prevención son la clave para mantener una buena salud ocular a largo plazo.

¿Por qué hacer examen visual?

Hacerse un examen visual regularmente es importante por varias razones. En primer lugar, puede ayudar a detectar problemas de visión antes de que se conviertan en algo más grave. Muchas personas no se dan cuenta de que tienen problemas de visión hasta que se han deteriorado significativamente, lo que puede hacer que el tratamiento sea más difícil.

Además, un examen visual completo puede detectar problemas de salud ocular que no están relacionados con la visión, como el glaucoma, la degeneración macular y la retinopatía diabética. Estas enfermedades pueden causar daño permanente a la vista si no se detectan y tratan a tiempo.

¿Qué problemas de salud ocular puede detectar un examen visual?

Un examen visual completo puede detectar una amplia variedad de problemas de salud ocular, incluyendo:

  • Miopía, hipermetropía y astigmatismo: problemas de refracción que pueden corregirse con gafas o lentes de contacto.
  • Estrabismo: una condición en la que los ojos no están alineados correctamente.
  • Ambliopía: también conocida como “ojo vago”, es una condición en la que el cerebro ignora la información visual de uno de los ojos.
  • Glaucoma: una enfermedad que daña el nervio óptico y puede causar pérdida de visión irreversible.
  • Degeneración macular: una enfermedad que afecta la mácula, la parte del ojo responsable de la visión central.
  • Retinopatía diabética: una complicación de la diabetes que puede causar daño a los vasos sanguíneos en la retina y llevar a la pérdida de visión.
Gabinete-salud-visual-SAMOT

¿Con qué frecuencia deberíamos hacernos un examen visual?

La frecuencia con la que debemos hacernos un examen visual depende de nuestra edad, historial médico y factores de riesgo para enfermedades oculares. En general, se recomienda lo siguiente:

  • Bebés y niños pequeños: un examen visual completo antes de los 3 años de edad.
  • Niños en edad escolar: un examen visual completo cada año.
  • Adultos jóvenes (de 20 a 39 años): un examen visual completo cada dos años.
  • Adultos mayores de 40 años: un examen visual completo cada año.

Sin embargo, si tenemos antecedentes familiares de enfermedades oculares, problemas de salud que puedan afectar la vista (como la diabetes) o notamos cambios en nuestra visión, deberíamos hablar con nuestro oftalmólogo sobre la frecuencia con la que deberíamos hacernos un examen visual.

En conclusión, hacerse un examen visual regularmente es fundamental para mantener la salud ocular y detectar problemas de visión y enfermedades oculares